miércoles, 25 de abril de 2012

TARTA SACHER CWK




Whole Kitchen en su Propuesta Dulce del mes de abril nos invita a preparar una tarta clásica austriaca: la Tarta Sacher.

No es la primera vez que preparo esta tarta pero sí es la primera vez que la hago tan compleja y completa a la vez. Cuando vi la lista de ingredientes me quedé pasmada porque me pareció muy laboriosa y eso de tardar varios días en prepararla como que me asustó. Ahora entiendo por qué algunas platos son tan caros cuando los tomas en según qué restaurantes. Nunca piensas en el tiempo que se tarda en la preparación y montaje de los platos que tomamos y especialmente los de repostería. Desde luego no pensé en ello cuando no tuve  que esperar demasiado para sentarme en una mesa del famoso Hotel Sacher y degustar una porción de la famosísima tarta en una estupenda tarde de verano. Ni esa, ni las otras dos veces que fuimos a por nuestra dosis en la semana que estuvimos allí. Pero no solo era la tarta Sacher la protagonista en el Hotel, sino la mesa que estaba en el centro del salón con bandejas de pasteles cada cual más apetitoso e incitante. En fin, que esta receta es larga, laboriosa y a veces desespera pero merece la pena porque está buenísima.

Vamos a empezar por el glaseado brillante que hay que prepararlo el día antes.
Ingredientes:
12 gr de gelatina
100 gr de agua
170 gr de azúcar
75 gr de cacao en polvo
90 gr de nata
Vamos a hidratar la gelatina en agua fría siguiendo las recomendaciones del fabricante. En una cacerola mezclamos el agua, azúcar, cacao y nata. Hervimos un minuto y añadimos la gelatina. Dejamos que se funda con la mezcla fuera del fuego y reservamos en la nevera.


Ahora vamos con la preparación del bizcocho.
Ingredientes:
140 gr de chocolate (mezclé la mitad de fondant y la otra mitad de 70%)
140  gr de mantequilla
115 gr de azúcar
extracto de vainilla
5 huevos separadas las yemas de las claras
85 gr de almendra molida
55 gr de harina

Vamos a empezar el bizcocho derritiendo el chocolate al Baño María. En nuestro robot cremamos la mantequilla y el azúcar hasta que tengamos una masa ligera. Añadimos el chocolate derretido y el unas gotas del extracto de vainilla y batimos. Incorporamos las yemas, harina y almendras molidas. Por otra parte montamos las claras a punto de nieve y las mezclamos con cuidado a la masa de chocolate hasta que estén integradas. Vertemos en nuestro molde y dejamos en el horno, ya precalentado, unos 30 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. Hay que dejar que se enfríe completamente para seguir con el proceso.

¿Estáis cansad@s? Ánimo que solo nos quedan dos preparaciones y el reposo de la tarta y podemos darnos un premio por el esfuerzo.



Vamos a preparar el relleno con 200 gr de orejones y 35 gr de licor de albaricoques. Bueno, yo no tenía este último ingrediente y lo sustituí por brandy. Vamos a hacer un puré de la siguiente manera. Cocemos los orejones en agua durante 15 minutos, los escurrimos y los trituramos junto con el brandy o licor. Fácil ¿no?
Ahora le toca el turno al ganache de chocolate con 150 gr de chocolate 70%, 235 gr de nata espesa, 25 gr de miel y 50 gr de mantequilla. Picamos el chocolate y lo derretimos al Baño María. Por otra parte llevamos a ebullición la nata y la miel y la vamos añadiendo poco a poco al chocolate removiendo sin parar. Añadimos la mantequilla en trocitos y ya estamos preparados para el montaje.

Cortamos nuestro bizcocho en dos en sentido longitudinal para tener dos planchas de un hermoso bizcocho. Vamos a poner una generosa capa de nuestro puré de albaricoque y después una de ganache. Colocamos la otra plancha del bizcocho y recubrimos con el ganache bien. Ahora tenemos que dejarlo en el congelador unas 12 horas.
Lo sé, lo sé, esto es interminable. Yo también pensé lo mismo.
Ya casi acabamos. Venga, que no queda nada.


Cuando ya hayan pasado las 12 horas, sacamos nuestra tarta del congelador y recubrimos con el glaseado brillante que habremos calentado a unos 37º. Te vas a encontrar con un mazacote de chocolate que se va a derretir y que le va a dar ese aspecto brillante. Unas horas más en la nevera y ya puedes darte tu premio, una porción de una maravillosa Tarta Sacher.
Bueno, si has llegado hasta aquí te hago una última sugerencia. Prepara una crema chatilly montando nata bien fría y cuando ya haya empezado a espesar añade azúcar glas y vainilla hasta que adquiera la consistencia deseada. Así es como la sirven en Viena.
En realidad solo se necesita un poco de planificación y ya está.

43 comentarios:

  1. Que tarta¡¡¡¡¡¡¡¡me llevo el trozo que tienes cortado, riquísima te ha quedado y muy bonita, besos

    ResponderEliminar
  2. Pilar te quedó espectacular, el esfuerzo habrá valido la pena, sin duda!!!

    ResponderEliminar
  3. Que corte madredelamorhermoso, me ha dejado enamorada!
    Y la cobertura, que juego para montones de tartas.
    Fantástica!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Estaba comentando en otro blog que como hoy he visto unas cuantas me voy a decidir a hacerla yo tambien, no para ninguna propuesta sino porque ya me apetece un poquito.....

    ResponderEliminar
  5. OMG...Torta más rica y bella me presentas es una exquisitez,abrazos hugs.hugs.

    ResponderEliminar
  6. Te que quedado una tarta sacher estupenda y las fotos me han gustado mucho. Me comía un trocito ahora mismo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Tiene su labor, pero desde luego por la pinta que tiene ha merecido la pena, es de las mejores que he visto hoy por la bloggesfera:)

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado buenísima, lo que es el bizcocho tiene un color increíble. Besos

    ResponderEliminar
  9. Te ha costado mucho hacerla pero el resultado está a la vista que vale la pena! Menudo bombón de postre!

    ResponderEliminar
  10. Que delicia de tarta, te quedóespectacular
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Que tarta tan bonita!!!!nunca la hice,pero viendo la tuya tengo que ponerme me parece fantastica, ya queda en pendientes..gracias por pasarte ppor mi humilde rinconcito, yo me quedo aqui un rato porque veo muchas cosas que me encantan ....Besitos

    ResponderEliminar
  12. Qué fabulosa está.. de escaparate!!

    ResponderEliminar
  13. sin palabras me has dejado, vaya receta completa y rica.besos

    ResponderEliminar
  14. valla que es laboriosa la preparación, pero sí que vale la pena, es una torta deliciosa!!
    besos!pilar

    ResponderEliminar
  15. delicious looking cake and presentation

    ResponderEliminar
  16. Te salió preciosa, yo no me he animado aún con la Sacher. Un beso,

    ResponderEliminar
  17. Una de las mejores tartas del mundo ^o^

    ResponderEliminar
  18. Te ha quedado fabulosa, que bonita!!!! y yo que nunca la he preparado, no tengo perdón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Te ha quedado estupenda!!! y muy bonita la presentación. Esta rica verdad? yo seguro que repito. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Guau fantástica me encanta esta tarta si te quedo algún trocito me lo pasas aunque dude que sobre algo con lo rica que se ve besitos

    ResponderEliminar
  21. Esta tarta merece la pena y mucho...te quedo fantástica!!
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Voy detrás de todas las sacher que veo y todas me fascinan, te quedo de vicio. Besitos

    ResponderEliminar
  23. Que relleno más original!!! tiene que estar riquisimo!!! y la tarta perfecta y deliciosa... Disfrútala, yo ya no llego verdad ???? Besos.

    ResponderEliminar
  24. Es una de mis tartas preferidas, qué rica con ese relleno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Me encanta ese puré de orejones, te ha quedado un corte perfecto y a mí una goleta que pa qué. Besos

    ResponderEliminar
  26. La cocina es asi de ingrata, cuantas veces nos pasamos un montón de tiempo elaborando nuestro plato y luego se sientan a la mesa y ni lo agradecen ;)) ......pero este no es el caso desdeluego que estoy segura que te habrán hecho hasta la ola ante tal maravilla ;)

    Merece la pena prepararla aunque nos lleve unos dias porque luego la recompensa siempre es mucho mayor que el esfuerzo. Me ha encantado el detalle de sustituir la mermelada por los orejones con el licor , buena opción ;)

    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  27. Jolines, pues si que impresiona ver los ingredientes y los pasos a seguir. Pero seguro el resultado merece la pena. Sitos

    ResponderEliminar
  28. Mmm, una presentación fabulosa, te ha quedado perfecta, y el corte se ve sensacional.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Qué trabajazo! Yo lo hice todo de una vez. Eso sí la dejé estacionar antes de comer. Por eso la preparé un día antes. El resultado es magnífico, yo comí la del Demel, para la próxima iré al Sacher.
    Cariños

    ResponderEliminar
  30. Te quedó una cobertura perfecta!!! Besos.

    ResponderEliminar
  31. Gracias por tu visita. Tu tarta tiene una pinta buenísima, la Sacher es una de mis tartas preferidas, me recuerda a cuando vivía en Viena. Nunca he intentado hacerla, así que me apunto tu receta por si me animo a intentarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Hola Pilar.

    Madre mía que delicia de tarta. Mi hermana está loca porque le haga una, tengo un libro de recetas y es bien parecida a la tuya, me parece tan laboriosa que me echa un poco para atrás. Sé que el esfuerzo merece la pena, la tarta tiene que saber a gloria pero estoy un poco verde para tanta laboriosidad. Creo que si la degustaran en el café de Viena no la distinguirían de la que hacen allí, eso seguro.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Pilar, una tarta espectacular (es una de mis favoritas) y unas fotos preciosas. Bs

    ResponderEliminar
  34. Por Dios!!!! Ahí si que has dado en el clavo... porque es mi TARTA FAVORITA... y es que además te ha quedado FANTÁSTICA PILAR, vaya corte!!!.
    Que tengas un estupendo fin de semana QUERIDA:)

    ResponderEliminar
  35. Una pinta estupenda, no hace falta ir a Austria.
    Besines

    ResponderEliminar
  36. Pilar, te ha quedado una sacher buenisimaaa.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  37. Madre mía lo que daría ahora mismo por un buen trozo! te ha quedado increíble.
    Suerte en la porpuesta WK.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  38. Dios benditooooooooo¡¡¡¡, impresionante¡¡¡¡¡, ese trozo me lo quedo yo¡¡¡¡te ha quedado divina¡¡¡¡,
    un bikiño

    ResponderEliminar
  39. Pilar, vaya si merece la pena tanto esfuerzo. te quedó una tarta única y seguro que riquísima. Me parece que ese relleno tan original tiene que estar delicioso. Es una de las tartas que más me gusta, por su sabor delicado a chocolate y mermelada. Seguro que es de 10 esta preparación. Yo tengo recetas, pero más rápidas, seguro que ésta las gana por goleada. Besinos y pena de no poder ponerle el diente, jeje.

    ResponderEliminar
  40. MMmmmmm que buenas estas tartas, las elaboradas son caras pero la verdad que merece pagar lo que pidan!

    Te ha quedado de cine.
    Besossss

    ResponderEliminar
  41. Madre mía que pinta más buena, por tu cocina me quedo, bsss

    ResponderEliminar