domingo, 19 de abril de 2015

JAPCHAE- COCINAS DEL MUNDO



Me encanta hacer la maleta, coger el avión y visitar lugares nuevos, volver a algunos que ya conozco, ver cómo vive la gente, qué viste, cuáles son sus costumbres y probar qué comen. Por eso cuando en Cocinas del Mundo propusieron hacer recetas de Corea, allá que me puse como una loca a buscar platos típicos del país porque hasta ese momento no conocía ninguno. Y llegué hasta el Japchae, que significa mezcla de verduras. Este es el mío, me dije porque la combinación de verduras con fideos, en este caso de arroz, me encanta.


Ingredientes para 2 personas:

250 gr de fideos de arroz
1 huevo batido
1 zanahoria cortada en juliana
1 cebolleta cortada en juliana
75 ml de salsa de soja
120 ml de agua
pollo (pueden ser sobras perfectamente) cortado en trozos pequeños
4 champiñones laminados
espinacas baby
guindilla
cilantro
1 diente de ajo picado




En una sartén hacemos una tortilla con el huevo. Reservamos y cuando ya se haya enfriado la cortamos en láminas.

En un wok bien caliente rehogamos la cebolleta, zanahoria y champiñones en aceite de sésamo. Reservamos.

Cocemos los fideos de arroz siguiendo las instrucciones del fabricante. Refrescamos en agua fría y reservamos.




En el wok que hemos utilizado anteriormente vertemos el agua y salsa de soja. Añadimos un diente de ajo y dejamos que espese la salsa. Entonces añadimos los fideos, cebolleta, champiñones, zanahoria y un puñado de espinacas baby. Dejamos que todo se impregne bien de la salsa removiendo con cuidado.

Repartimos el Japchae en los platos y añadimos las tiras de tortilla, pollo, guindilla y hojas de cilantro.

lunes, 13 de abril de 2015

ESPÁRRAGOS AL HORNO CON JAMÓN, PARMESANO Y PEREJIL



Tengo muchos libros. Vaaaaale, no es verdad. Acierto más si digo que tengo muchos, muchos, muchos libros. Son mi vicio junto con los zapatos. Tan es así que creo que he salido muy pocas veces sin un libro de una librería igual que no salgo sin zapatos de una zapatería a no ser que no tengan mi número. En Instagram podéis ver mi última adquisición, que no me podré poner hasta que no haga calor como Dios manda. ¡Qué ganas!

Sí, perdón, hablábamos de libros y no de zapatos. Como el volumen de libros crecía, y crecía y el espacio para guardarlos, no, decidí pasarme al libro electrónico y qué quieres que te diga. Sí, es más práctico y quizás no tenga que salirme de casa para entrar los libros, pero no es lo mismo que diría Alejandro Sanz. Eso de tener el papel en la mano, pasar las hojas, volver atrás si crees que te has perdido algo y ¿por qué no? echarle un vistazo al final del capítulo para ver qué pasa, así como quien no quiere la cosa, es una sensación que no tienes con el libro electrónico. Pero, ya me voy acostumbrando.

¿Eso quiere decir que no van a entrar más libros en papel en esta casa? Vaya si entrarán y sobre todo si se trata de libros de cocina. Porque este mes quiero hablarte de un libro de cocina que no tiene desperdicio y del que entran ganas de cocinar todas y cada una de sus recetas. Se trata de A Kitchen in France de Mimi Thorisson.





 Está en inglés así que si medio te defiendes con ese idioma te lo recomiendo. Mimi tiene un blog, Manger, con unas fotos, historias y recetas increíbles. No recuerdo cómo llegué a él pero sí te puedo decir que me he convertido en una gran fan suya y espero sus entradas, en las que cuenta cómo van los trabajos de rehabilitación de la casa (o más bien casona antigua, preciosa) en la que ahora vive con su familia, con verdadero interés. Y las fotos, bueno, son esas fotos que me gustaría llegar a hacer algún día.

Seguro que traeré muchas recetas de este libro pero para empezar he elegido una muy, muy fácil. De esas con las que una se luce sin apenas haber trabajado nada de nada y con el espárrago, ya que está de temporada, como ingrediente principal.

Ingredientes para 6 personas:

450 gr de espárragos
6 lonchas de jamón serrano
sal
aceite de oliva
perejil
queso parmesano en lascas





Limpiamos los espárragos sumergiéndolos en agua fría y teniendo cuidado de no dañar la yema, la parte más delicada. Los secamos bien y cortamos el extremo más leñoso.

Envolvemos cuatro o cinco por persona en una loncha de jamón serrano. Aseguramos con un palillo y ponemos sobre la bandeja del horno. Salpimentamos y rocíamos un poco de aceite de oliva antes de entrarlos en el horno a 200º durante 30 minutos o hasta que veas que estén a tu gusto.

Una vez hechos, los sacamos del horno y ponemos en el plato o fuente que vayamos a llevar a la mesa con un poco de perejil picado, unas lascas de queso parmesano y un poquito de aceite de oliva.

Tan simple y tan bueno.

martes, 7 de abril de 2015

CAKE DE PLÁTANO Y CARAMELO SALADO



Volver a la vida real después de unos días de desconexión, aunque hayan sido pocos, es cuando menos raro. Hay que retomar los quehaceres diarios y los asuntos laborales donde los habíamos dejado y recordar dónde estábamos exige concentración, energía y un plus de dulzura ¿verdad? Quizás al leer el nombre de la receta estés pensando que este cake denso pero nada pesado es muy dulce. Te aviso de que no es así. Sí que tiene un regusto a caramelo pero al ser salado no empalaga y le sienta fenomenal al plátano. Un cake perfecto para volver a la rutina.

Ingredientes para el caramelo salado:

80 gr de azúcar
1 cucharadita de zumo de limón
50 gr de mantequilla salada

Ingredientes para la masa del cake de plátano:

160 gr de harina
1/2 sobre de levadura
2 plátanos
3 huevos
130 gr de mantequilla
100 gr de azúcar






Empezamos preparando el caramelo salado y para ello ponemos el azúcar y el zumo de limón en un cazo. Llevamos al fuego y sin remover dejamos que se vaya haciendo el caramelo sin quitarle un ojo porque el caramelo es muy traicionero. Tarda en ponerse en marcha pero en cuestión de segundos pasa de ese bonito color dorado que lo caracteriza a estar quemado. Entonces no servirá para nada y habrá que empezar el proceso otra vez.

 Una vez que tengamos el caramelo listo, retiramos el cazo del fuego y añadimos la mantequilla para que se derrita. Reservamos.

En un bol mezclamos la harina, levadura, azúcar, huevos y la mantequilla derretida. Cuando ya tenemos estos ingredientes integrados, añadimos los plátanos cortados en rodajas y finalmente el caramelo salado. Mezclamos y vertemos en el molde de cake que ya tenemos engrasado.




Dejamos en el horno precalentado a 180º durante 30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, salga limpio.

Disfruta del olor a caramelo que sale de tu horno y de este cake que seguro hará que empecemos el día con otra cara.

Fuente: Saveurs .

domingo, 5 de abril de 2015

HUEVOS MIMOSA




El día 5 de mes tenemos una cita con un cocinero que nos proponen en Cooking the Chef. Si el mes pasado nos fuimos hasta Perú y conocimos Gastón Acurio, este mes nos quedamos en casa y ¿conocemos a Samantha Vallejo-Nágera? Esto último va entre interrogaciones porque a estas alturas me resultaría increíble pensar que hay alguien que no conozca a Samantha. Forma parte del jurado del exitoso programa Master Chef y ha tenido un programa en Canal Cocina. O mejor dicho, tiene porque reponen regularmente el programa. Yo la conocí a través de su programa de cocina y en seguida me encantó esa forma de cocinar que tiene: alegre, desenfada y llena de color. Boles, cucharas, delantales, flores, relojes, camisetas. Todo, absolutamente todo, lleno de color. 

Elegir una receta ha sido difícil y, no te creas, me he repasado las recetas de la web de Canal Cocina varias veces intentando decidirme por una. Finalmente la ganadora ha sido una receta sencilla, sencilla, apta para los que saben cocinar, para los que no tienen ni idea, para los que no tenemos tiempo según qué días y que vamos a repetir más de una vez en cuanto el calor apriete de verdad. Vamos a preparar unos huevos mimosa.




Ingredientes para 4 personas:

8 huevos
16 filetes de anchoas
mahonesa

¿Habías pensado alguna vez que solo con tres ingredientes podemos preparar algo tan bueno?

Cocemos los huevos y una vez cocidos los pelamos.

Cortamos cuatro huevos por la mitad y sacamos la yema, que vamos a reservar.




¿Qué hacemos con  los otros cuatro huevos? Pues van a ser el relleno. Para ello necesitaremos ahora la ayuda de un colador porque los vamos a pasar para que queden finos. También puedes usar el cuchillo pero no van a quedar igual. Añadimos una cucharadita o dos y los filetes de anchoas picados. Rellenamos los huevos.

Pasamos las yemas por el colador para que queden finas y cubrimos los huevos con ellas.


lunes, 23 de marzo de 2015

TOSTA DE NARANJA, SARDINAS, HINOJO Y TOMILLO



Si tengo que elegir una ensalada para el invierno, sin duda mi preferida es esta. Si me dejasen la prepararía todos los días porque me parece el complemento perfecto para los platos de carne y ave. Y bueno, ya puestos, me da igual que tenga un plato de pescado. No es la primera vez que la naranja y el besugo van juntos de la mano al horno. Y se llevan muy bien por cierto. Así que poner la ensalada encima de una rebanada de buen pan era algo que tenía que llegar en cualquier momento. Buen pan. Ese es otro tema. Buen pan. Desgraciadamente no encuentro buen pan a diario. No abundan esas hogazas grandes de miga prieta que piden a gritos que te las lleves a casa y les pongas cosas ricas encima. Vale, si no encontramos pan decente vamos a hacerlo nosotros ¿te parece?

Aquí es cuando entran ganas de salir corriendo ¿verdad? Yo pensaba que hacer pan era difícil, muy difícil, y resulta que no lo es tanto. Sobre todo si sigues las instrucciones de Ibán Yarza ya que este pan lo vamos a hacer siguiendo su receta para pan en cazuela. Sale, de verdad, que sale. Mira que soy un desastre para las masas y siempre tengo dudas sobre si necesitará más harina, más agua, habrá levado lo suficiente. En fin, un mar de dudas. Pero este te garantizo que sale. Y además no se tarda tanto. ¿Nos ponemos a ello?




Ingredientes para el pan en cazuela:

Harina de fuerza 500 gr
agua 325 gr
sal 10 gr
levadura fresca 0,5 gr (0,2 de levadura seca)

Y 100 gr de masa vieja. Vale no hemos hecho pizza ni pan así que no tenemos ni un gramo de masa en la nevera. ¿Entonces no podemos hacer el pan? Sí, sí podemos porque Ibán Yarza nos da la solución. Mezclamos 65 gr de harina, 35 gr de agua y 2 gr de levadura. Ya está, ya podemos empezar.

Mezclamos todos los ingredientes, menos la sal,  incluyendo la masa vieja (o la que acabamos de preparar) y dejamos reposar media hora. Debes tener una masa pegajosa. Transcurrida la media hora, añadimos la sal y empezamos a amasar hasta que tengamos una masa suave y sedosa. Tardarás unos diez minutos más o menos.

Untamos un bol con aceite y dejamos fermentar unas tres horas o hasta que la masa se haya hinchado y esté fofa. La pasamos a la mesa y hacemos una bola con ella sin sacarle todo el aire de la fermentación. Dejamos que repose una hora sobre la mesa con la doblez hacia abajo.




Mientras habremos precalentado el horno a 250º con la cazuela y la tapa dentro.  Sacamos la cazuela y la tapa y metemos el pan con la doblez hacia arriba y cocemos unos 15 minutos tapado. Bajamos el horno a 200º, destapamos el pan y seguimos hasta que llegar a los 50 minutos de cocción.
Sacamos el pan de la cazuela con cuidado y dejamos que se enfrie.

Ya tenemos el pan listo y ahora hacemos nuestras tostas. Para ello necesitamos:

4 rebanadas de pan
2-3 latas de sardinas
3 naranjas grandes
1 bulbo de hinojo
alcaparras
tomillo




Tostamos las rebanadas de pan mientras preparamos la ensalada.
Para ello pelamos las naranjas asegurándonos de que retiramos toda la piel blanca que cubre los gajos para que no amargue. Cortamos las naranjas en gajos y los ponemos en una fuente. Añadimos las sardinas, lo más enteras posible, junto con el aceite de la lata si es de oliva, el hinojo cortado en juliana fina, alcaparras y tomillo. Salamos y repartimos sobre las rebanadas de pan caliente.

A disfrutar.